Y2K Webs en El Financiero

Y2K Webs en El Financiero

Empresas ticas se app tualizan
Diversas compañías están creando aplicaciones para estar en las manos de sus consumidores finales
Por: Carolina Ruiz Vega

Aumentar la visibilidad de la marca; brindar un mejor servicio o uno adicional a sus clientes y motivar así su fidelidad; ganar nuevos consumidores; tener una interacción más íntima y continua con sus usuarios; ir a la vanguardia en tecnología y diferenciarse de la competencia. Esas son algunas de las razones por las cuales varias empresas costarricenses han decidido lanzar apps (aplicaciones) para sus clientes.

En la mayoría de los casos, su creación ha sido encargada a empresas desarrolladoras, las cuales están percibiendo un incremento en la demanda de este tipo de apps por parte de empresas del país.”Estamos en una etapa en la que los negocios están empezando a comprender los beneficios de tener apps móviles; el mercado está en una fase creciente”, estima Juan Fernando Peña, marketing manager de aPlicativa, una de las empresas desarrolladoras.

Con él coincide Manuel Congosto, director general de la compañía desarrolladora Y2K Webs, quien estima que la popularización de la banda ancha en los teléfonos móviles estimulará el crecimiento.

Estar en el bolsillo del cliente

La mayoría de las empresas que han lanzado aplicaciones para sus consumidores han puesto sus productos o servicios a disposición desde el dispositivo móvil.

Ejemplo de ello son las apps de bancos, las de emisoras radiofónicas o las de empresas que comercializan productos o servicios.”En el caso de Navsat, efectivamente la aplicación puede competir de alguna manera con Navigator (porque ambos dan información del tráfico) pero no podíamos obviar el crecimiento del mercado de smartphones y decidimos lanzarla”, explicó Jaime Compte, responsable de la operación de tráfico en Navsat.

En su opinión, hacerlo forma parte de una estrategia para dar a conocer el Navigator pues, quienes vean el potencial de la información que ofrece la app podrían interesarse en comprar el producto, que puede resultar más accesible que un smartphone. Además, al lanzarla vieron otras oportunidades rentables asociadas, como la venta de publicidad.Otras empresas, en cambio, no han lanzado aplicaciones que tienen que ver directamente con su core business , sino que ofrecen otro valor agregado.Ejemplo de ello es Circuito, empresa de desarrollo de proyectos electromecánicos que, al certificarse en eficiencia energética, decidió poner el conocimiento relacionado a disposición del público, como parte de sus iniciativas de responsabilidad social empresarial (RSE).

Su app Be+Green calcula cuál es el ahorro de agua y energía logrado al implementar determinadas acciones, como cambiar los bombillos tradicionales por unos de bajo consumo.”El costo del desarrollo no se tomó en cuenta, pues la idea fue educar a personas y empresas sobre el manejo responsable de los recursos naturales”, dijo Peter Fischel, director administrativo que lideró el proceso en Circuito.

De la decena de empresas con apps con las que conversó EF, la mayoría lanzaron su aplicación para iOS (teléfono y tabletas) y casi la mitad, también para Android. Asimismo, la mayor parte de ellas la sacó al mercado este año o a finales del anterior.

En cuanto a la cantidad de clientes que utilizan sus aplicaciones, las respuestas fueron desde menos de 1.000 hasta 30.000 descargas.

¿Cómo destacar?

Este año, los usuarios de dispositivos móviles descargarán 36.000 millones de apps en todo el mundo y para el 2015 la cifra podría llegar a 200.000 millones.

¿Cómo lograr destacarse en un mercado que sigue creciendo?

“Lo que garantiza el éxito de una app , ya sea patrocinada, gratuita o de pago, es que sea útil, innovadora y original”, dice Congosto.

Con él coincide Luis Piedra, gerente de Elvashop, empresa costarricense próxima a sacar unaapp tipo catálogo. “Lo más importante para lanzar una aplicación móvil es tener una clara visión de lo que la empresa desea aportar a sus clientes, ya que la clave está en beneficiarlos”.

A ello se suman factores técnicos importantes a tener en cuenta, como que la app aproveche las posibilidades que ofrece el hardware, tales como la geolocalización, la cámara, el poder de procesamiento y otros.

En opinión de Peña, esto permite una mejor experiencia para el usuario y una mayor interactividad tanto con esta persona como con su entorno.

No obstante, estos solo serán relevantes si lo que se desea hacer es una aplicación nativa, pues una web app no requiere del hardware del dispositivo, sino que corra desde Internet.

En opinión de Neftalí Loría, fundador de la pyme desarrolladora Quazar Mobile Costa Rica, una empresa no necesita una app nativa, a menos de que tenga un servicio o producto que requiera de alguna funcionalidad del dispositivo.

¿Y el sitio web móvil?

Para Alberto Rojas, gerente general de Estudio Manatí, un sitio Web accesible desde el celular no suplanta a una app , ni viceversa.

“Las aplicaciones son necesarias porque hay funcionalidades que las requieren. Y tener un buen sitio web móvil también es importante, porque las aplicaciones que sí están instaladas por defecto en todos los dispositivos son los navegadores”, dijo.

Así, opina que el sitio móvil será la primera opción para conocer los productos y servicios de la empresa desde cualquier dispositivo, y, por eso, considera que este debe estar optimizado para ofrecer una buena experiencia de navegación desde cualquier dispositivo.

Peña concuerda: “Una empresa que quiera tener buena presencia en aparatos móviles debería pensar tanto en el website optimizado, como en la aplicación”.

Ambas ofrecen experiencias distintas y cumplen objetivos diferentes, que se complementan.

Así que, si quiere estar en el bolsillo de su cliente, ya sabe cuáles son las estrategias que le permitirán lograrlo.

Fuente: El Financiero

Artículo original en: http://www.elfinancierocr.com/ef_archivo/2012/julio/29/tecnologia3247531.html