Blog

Realidad o ficción. Tal vez estemos más cerca de la primera que de la segunda. Uno de los objetivos que se marca la industria de la tecnología es hacer del cerebro humano un órgano más inteligente. Más listo. Más completo. ¿Acaso se ha llegado a su límite? Cuando uno saca a relucir esta pregunta, de pronto, siempre hay alguien que apela al mito, erróneamente atribuido al científico Albert Einstein, sobre que los seres humanos solo utilizamos únicamente el 10% de nuestro cerebro.

Muy poco o nada conocen los usuarios de los permisos que en realidad conceden a las aplicaciones que instalan en sus teléfonos móviles. Más de 100.000 apps de Android, el sistema operativo más utilizado en el mundo, se comunican entre sí y comparten información de los usuarios sin que estos lo sepan, según ha puesto de manifiesto un reciente estudio llevado a cabo por investigadores de la universidad de Virginia Tech.